viernes, 7 de diciembre de 2007

El factor "suerte"

Cuando les envié el primer correo sobre el proyecto diciendo que solamente seguiría mi instinto no fue por arrogancia, sino porque me resultaba difícil hacer una declaración de intenciones sin antes haber probado la cámara. Sería como hablarles de amor sin haberme enamorado.

Lo que sí les puedo contar cuando recibí la cámara-móvil Nokia N95 y a manera de anécdota, es que no era lo suficientemete pequeña como para hacerme una endoscopia. Esperaba poder introducirme el teléfono por el recto y encender el GPS para ver si despistaba al satélite o para ver en qué lugar de nuestra geografía lo posicionaba. Espero no morir antes de hacerlo.

Tuve la "suerte" de probar la cámara, y digo "suerte", porque me ocurrió algo que merece la pena que vean. Ha sido tan satisfactorio que me he entusiasmado lo suficiente como para seguir grabando. Fui a visitar el rodaje de una película y como primer ejercicio me puse a recorrer, cámara en mano, la casa que se alquiló como localización. Este vídeo (y perdonen que insista con la palabra) tiene la "suerte" de mostrar algunos aspectos y ventajas que ofrece la cámara-móvil.

Les cuento todo esto porque en el vídeo no hay ningún comentario. Las palabras sobran en este caso. Si se escucha algo es el moqueo de una nariz, un silbido y unas voces en bambara o peul o senufo o soninké o songhay o dogón. Nunca lo averigué, porque la persona que me encontré hablaba una de estas lenguas de Mali, que yo lamentablemente desconozco. Lo bonito es que al final sí hubo un diálogo entre esta mujer de Mali y yo. Un diálogo que se produjo a través de una "suerte" de compartir imágenes. No quiero adelantarme demasiado. Sólo quiero decirles que mi primera experiencia/reflexión sobre la utilización creativa de una cámara de teléfono móvil es que, con ella y gracias a ella, la “suerte" es intencionada.

video

8 comentarios:

Josetxo dijo...

alguien, alguna vez, en algún sitio, verá este vídeo dirá o al menos pensará: andrés duque lo vio claro a finales del 2007. el cine se había acabado. por eso contempló aquel rodaje como quien contempla a una tribu del amazonas apunto de desaparecer. unos rituales incomprensibles, fuera de su tiempo. etnografía. tomar apuntes de un rodaje como los tomaba el antropólogo a finales del xix sobre la construcción de una canoa o un ritual mágico-religioso. fascinado, apenado, pero a la vez distante.

www.animalario.tv dijo...

¡toma poesía!
"Cuándo todo se iba al carajo siempre estaba la poesía para salvarme el culo".
Bukowski

www.animalario.tv dijo...

"Madre estoy tan lejos de todo".

Kaspar Hauser.

Mano en la sombra dijo...

Animalario, lánzate al ruedo (nunca mejor dicho, en tu caso) y salta de los comentarios a la página principal. Filma, sonríe, o no.

La Archivera de Sevilla dijo...

Citóloga más que videóloga:

¿Acaso no soy como Rimbaud, que sólo sabía ser inocente u obsceno, sin matices humanos intermedios?

Anais Inn

armadillo dijo...

Carajo, eso está bien nice. Y un besito a tu angel de la guardia que está bien simpático el cabrón.

Anónimo dijo...

Después de ver estos poéticos fragmentos de cine milenario y melancólico, me reafirmo en las inmortales palabras de Orson Welles,el Gordo Supremo:"el cine son sólo tres cosas:JOHN FORD,JOHN FORD Y JOHN FORD".

Alias dijo...

Gran video y qué manera de estrenar una cámara